Saltar al contenido

Recetas con soplete de cocina

Más allá de su conocido uso en la repostería, el soplete de cocina ofrece muchas opciones para llevar a cabo recetas fáciles, que pueden realizarse en la comodidad de nuestra casa.

Como sabemos que deseas aprovechar al máximo esta herramienta, hoy te mostraremos los alimentos que pueden cocinarse con un soplete y algunas recetas para que incluyas en tu repertorio.

¿Qué alimentos se pueden cocinar con el soplete?

Existen algunos alimentos que tenemos en casa, cuya cocción puede mejorarse con el uso de un soplete culinario.

Algunas alternativas son: gratinar el queso, ahumar el salmón, dorar las carnes, elaborar tapas, salsas y caramelizar son algunas de las más conocidas.

Sin embargo, el soplete de cocina también ayuda a crear texturas crujientes y flambear licores, lo cual ayuda al preparar distintos tipos de cocteles.

Las mejores recetas para usar el soplete de cocina

Además la cocina tradicional, existen algunas recetas que pueden mejorarse con el uso del soplete de cocina.

Estas pueden ser:

Tataki de salmón

Por lo general, este plato se lleva a cocción con un sartén, pero el soplete facilita su preparación. Lo primero que debe hacerse es descongelar la cantidad de salmón deseada.

A continuación, se introduce en un bol en donde se le añadirá salsa de soya, sésamo, vinagre, jengibre y azúcar. Para ese entonces los pedazos de salmón deben estar cortados en forma regular. Deberán estar sumergidos durante dos horas.

A partir de entonces viene la cocción. Se puede colocar el salmón previamente escurrido en un sartén y aplicar el soplete, hasta que se dore lo suficiente por todos los lados. Esto ayudará a darle un sabor ahumado sumamente delicioso.

Por último se sirve con los acompañantes deseados, como salsa de soya o cebolla picada.

Crema catalana (cremme brulée)

Fácil de preparar y con un sabor exquisito, la crema catalana o cremme brulée, requiere dentro de su elaboración el uso del soplete de cocina.

El primer paso es poner a hervir en un cazo un poco de leche, a la cual se le añadirá canela y piel de limón. Una vez esté listo, se deja reposar entre 30 minutos y una hora.

En otro envase hay que colocar un poco de azúcar, maicena y seis yemas de huevos. Esto se mezcla hasta quedar una muestra compacta. Luego se combina con la leche del cazo anterior, utilizando un colador para no dejar pasar la canela ni la piel del limón.

Esta mezcla debe llevarse a fuego hasta que la crema esté densa y lista. Después de que enfríe se echa un poco de azúcar por encima, la cual se caramelizará con ayuda del soplete. La capa quedará crocante.

Pulpo marcado a soplete

Se trata de una receta muy sencilla. En principio el pulpo debe hacerse recién sacado del refrigerador, a una temperatura muy baja para que pueda llegar a su punto de cocción necesario. Para ello se utilizan 3 horas y media.

Cuando esté listo, se toma el soplete y se quema o marca al pulpo para que adquiera una textura ideal, un poco dura.

Algunos prefieren acompañarlo de lactonesa de espirulina y calabaza ahumada.